06:25:49 Domingo, 16 Junio 2019

El Valle de La Geria, que ha sido declarado Paisaje Protegido, es la región vinícola más importante de Lanzarote, ocupa unos 52 km² y se extiende a ambos lados de la carretera que une Masdache con Uga y a lo largo de las laderas volcánicas circundantes.

Esta área produce la mayor parte de los excelentes vinos isleños, de los cuales el 75% proceden de la uva malvasía, una de las variedades más antiguas que se conoce. Este vino dulce, muy conocido por su color semejante a la miel, posee un intenso sabor y ya era apreciado hace cientos de años por el mismo Shakespeare. Hoy en día, la uva malvasía da de sí una gran variedad de blancos, tintos o rosados, de muy secos a muy dulces.

Situados al filo de los malpaíses y cubiertos de oscuras cenizas volcánicas, los viñedos del Valle de La Geria parecen haber sido transplantados por alienígenas. Los lanzaroteños utilizan una forma autóctona de cultivar vides en estas tierras áridas y hostiles: han cavado en las entrañas de la tierra más de 10.000 conos y los han rellenado con tierra y gruesas capas de picón, ya que estas pequeñas piedras volcánicas son muy porosas, perfectas para retener la humedad de la noche y para nutrir las plantas. Además, con el fin de protegerlas de los constantes vientos y de la sequedad, idearon pequeños muros semicirculares de piedra seca a su alrededor.

Este método de cultivo único ha dado como resultado un despunte de esta próspera industria del vino, célebre por sus excelentes caldos, que pueden degustarse y adquirirse en numerosas bodegas locales.

La Geria se ha convertido en una atracción muy popular, ya que parece una gigantesca y espectacular obra de arte paisajística.