20:58:10 Jueves, 23 Mayo 2019

Las Islas Canarias poseen una cultura animada y viva, como demuestran sus fiestas, su música, literatura, arte, danza, interesantes tradiciones y gastronomía. Unas vacaciones en la extraordinaria isla de Lanzarote le dejará ver lo ricas y artísticas que pueden llegar a ser.

Para conocer mejor la cultura actual, es importante recordar la historia y las influencias del pasado. Fue crucial para su desarrollo cultural la incorporación a la Corona de Castilla a finales del siglo XV. Desde ese momento, la cultura española y sus tradiciones se extendieron por todo el archipiélago.

Antes de ese momento histórico tan relevante, los aborígenes poseían su propia expresión artística, su lengua, religión y manera de vivir. Prueba de ello son los varios museos y sitios arqueológicos presentes en toda la isla.

Pasaron algunos siglos antes de que comenzara a emerger el genio de los artistas de la tierra. La mayoría de los creadores de los siglos XVII, XVIII y XIX restringieron su obra a la temática religiosa, adornando con sus pinturas numerosas iglesias. El más célebre y productivo fue el escultor de tallas sacras José Luján Pérez (1756-1815), cuyos trabajos se pueden admirar en catedrales e iglesias de toda Canarias.

Asimismo, está considerado en alta estima el versátil artista Néstor Martín Fernández de la Torre (1887-1938), que se especializó en murales y luchó denodadamente por recuperar y preservar la arquitectura y el folclore canarios.

Su literatura posee una larga historia: numerosos poetas y novelistas isleños se vieron obligados a emigrar a España para encontrar fama y gloria. Probablemente el más distinguido sea el novelista grancanario Benito Pérez Galdós (1843-1920), cuya vivienda en su ciudad natal de Las Palmas de Gran Canaria ha sido transformada en casa-museo.

Con respecto a la música y bailes populares, además de preservar el folclore tradicional que a menudo ameniza fiestas y celebraciones, han recibido una cálida acogida en las islas los bailes andaluces y los ritmos latinoamericanos, en especial la salsa, introducida por inmigrantes y emigrantes canarios regresados de América. Los conciertos de música clásica también cuentan con numeroso público y fe de ello da el Festival de Música de Canarias, que se lleva a cabo cada año de enero a marzo en todas las islas.

En Lanzarote, más concretamente en la población de Teguise, es donde se originó gran parte de la cultura de la isla. Esta grandiosa ciudad colonial fue considerada como una de las más importantes del archipiélago durante más de un siglo. Aquí podrá ver y escuchar diversos instrumentos típicos, como el timple, una suerte de pequeña guitarra que acompaña muchas danzas tradicionales, así como castañuelas. Otra localidad, San Bartolomé, es muy conocida también por su folclore y sus bailes.

La mayoría de los eventos musicales, como el famoso Festival de Música Visual, tiene lugar en las impresionantes cuevas volcánicas de Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes, que resultan ser los mayores atractivos turísticos situados en el norte de la isla.

Museos y Galerías de Arte

Lanzarote presume de poseer diversos y estupendos museos y galerías, en los que verá una amalgama de interesantes exposiciones donde se demuestra la rica cultura isleña.

La excelente Fundación César Manrique, ubicada en Taro de Tahíche es de visita obligatoria. Además de sus obras maestras, encontrará una colección de trabajos realizados por otros artistas del siglo XX, entre los que se incluye a Pablo Picasso y Joan Miró.

El Museo Internacional de Arte Contemporáneo está situado en la capital, Arrecife, en el Castillo de San José del siglo XVIII.

La preciosa villa de Yaiza, en el sur de la isla, acoge la Galería Yaiza, que presenta varias obras de muchos artistas locales.

Lanzarote también cuenta con otros interesantes museos llenos de información, como el galardonado Museo Agrícola El Patio, cerca de Tiagua; la Casa Museo del Campesino en Mozaga o el curioso Museo Internacional de Miniaturas, en Haría.

Asimismo, podrá visitar el Centro Científico Cultural de Arrecife, dedicado al conocido físico lanzaroteño Blas Cabrera Felipe (1878-1945); El Museo Etnográfico de San Bartolomé, situado en una casa tradicional del siglo XVIII; el Museo del Emigrante Canario en el Castillo de Santa Barbara de Teguise, y por último pero no menos importante, el Centro de Interpretación del Parque Nacional de Timanfaya una visita que no debe perderse si desea saber más sobre la increíble historia volcánica de Lanzarote.

Piense en la isla en su totalidad como si de un museo de arte se tratase, un entorno natural único que Manrique utilizó como lienzo donde mostrar su creatividad, su innovación y su habilidad como artista, escultor, pintor, arquitecto y diseñador.