01:56:55 Martes, 20 Agosto 2019

Siga la huella del afamado artista César Manrique, que vivió algunos años de su feliz adolescencia en el pintoresco pueblo marinero de La Caleta de Famara, situado en la costa norte de Lanzarote. Esta comunidad marinera tranquila resulta ser el sitio idóneo para ver pasar la vida relajadamente y disfrutar de una fantástica comida en uno de sus restaurantes de pescado.

En La Caleta comienza la Playa de Famara, una larga franja de arenas blancas, considerada por muchos como la más hermosa de toda la isla, que se extiende a los pies de los escarpados acantilados del Risco de Famara. Estos increíbles precipicios se alzan 600 m sobre el nivel del mar y son el lugar perfecto desde donde atreverse a lanzarse en ala delta. Las olas atraen a los entusiastas de los deportes náuticos, como los experimentados surfistas y kite-surfistas, ya que su oleaje y corrientes son muy fuertes como para nadar.

La carretera desde La Caleta a Famara, un modesto pueblo con bungalows blancos y verdes, se cubre a menudo con arena y de cuando en cuando precisa incluso un serio barrido.