07:35:05 Jueves, 19 Septiembre 2019

Disfrute de las sobrecogedoras vistas del Mirador del Río, el más famoso de Lanzarote, situado a 497 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí podrá ver el litoral norteño, el Estrecho de El Río y Isla Graciosa.

Para llegar a este mirador debe antes realizar un viaje a través de carreteras de montaña y pasar por la tranquila villa de Yé, que en su día fue un importante centro de extracción de tintes procedentes de líquenes y que actualmente es célebre por la tradicional lucha canaria.

Un poco más adelante encontrará el Mirador, un antiguo emplazamiento de artillería que data de la Guerra de Cuba. Como muchos otros atractivos de la isla, esta zona fue transformada en un cenador por el artista y arquitecto local César Manrique en el año 1973.

La escultura realizada por el artista que se observa a la entrada del Mirador atraviesa la fachada y consiste en un muro de piedra convexo que se introduce en la falda de la colina. De hecho, la entrada en sí es un “agujero” en el muro.

En su interior, un estrecho y sinuoso corredor y una escalera de caracol conducen a un restaurante de paredes blancas y a un moderno bar. Desde este enclave podrá gozar de las vistas a través de las ventanas panorámicas que se extienden por toda la estancia.

Las increíbles vistas del Mirador del Río, considerado uno de los mejores del archipiélago, pueden disfrutarse también al aire libre. Bajo el escarpado acantilado se pueden ver las Salinas del Río, ya abandonadas, con sus sutiles aguas rosáceas.

Todo en este mágico lugar transmite una sensación de espaciosidad, claridad y simplicidad en perfecta armonía con el entorno natural.

Horarios:
Todos los días de 10:00 a 17:45
Durante los meses de verano, abre una hora más.
Debe abonar un precio simbólico.