02:09:24 Martes, 20 Agosto 2019

Gracias a sus fabulosas playas, a su sol y a sus cielos azules, Puerto del Carmen cuenta con una situación privilegiada al sureste de la costa lanzaroteña. Este estupendo lugar donde disfrutar de sus vacaciones ha pasado de ser un tradicional pueblo marinero a convertirse en uno de los destinos más solicitados de la isla, que atrae a turistas de todo el mundo en busca de una fantástica experiencia en Canarias.

Comencemos por la zona del puerto, donde verá las barcas de pescadores zarpar a mar abierto. Aquí encontrará diversos tipos de excursiones en barco, desde paseos en submarino a submarinismo. En la plaza situada junto al puerto deportivo hay algunos restaurantes, ideales para ver el mundo pasar y almorzar cómodamente, mientras sus niños disfrutan en el parque infantil.

La Avenida de las Playas es un paseo largo y muy bello lleno de palmeras y coloridas plantas subtropicales... un encantador lugar para dar una vuelta bajo el sol y sentarse a elegir qué playa visitar. Las más conocidas son de arena rubia: Playa Grande y Playa de los Pocillos. La primera es un enclave fantástico para familias con niños, ya que sus aguas son muy tranquilas. Hay numerosas instalaciones, como chiringuitos donde comprar refrescos, tumbonas, sombrillas, posibilidad de alquilar equipo para practicar deportes náuticos y vestuarios. Asimismo, aquí se celebra cada año el Ironman Lanzarote, un evento deportivo donde atletas de todo el mundo ponen a prueba su fuerza y resistencia durante una travesía a nado de 4 km.

Cuando se esconde el sol, puede elegir entre los muchos restaurantes, cafeterías y bares que salpican la avenida, donde encontrará también heladerías, salones recreativos y una selección de tiendas. Además, hay otros muchos puntos de venta situados en el Centro Comercial Atlántico, así como discotecas y clubs.

Dominando la soleada Playa de los Pocillos se encuentra un soberbio hotel, que recomendamos desde Spain-Lanzarote. Aproveche las grandes ofertas del VIK Hotel San Antonio, un tranquilo retiro con unas instalaciones de gran calidad, comprometido a que cada miembro de la familia quede satisfecho.

En la punta este de la ciudad se encuentra la Playa de Matagorda, mucho más pequeña y con menos instalaciones que las anteriores, aunque sigue siendo un lugar muy relajante para tostarse bajo el sol isleño.